X

El mundo al revés, ¡todo puede cambiar!

Hace un par de meses le decía a un alumno que admiraba su compromiso con el supermercado en el que trabajaba pero que sería muy interesante que dedicase más tiempo a la formación para poder optar a un empleo mejor pagado.

Es irónico. Hoy a uno, dos, tres o más meses vista me parece un empleo seguro siempre y cuando no se enferme por COVID-19.

Incluso en mi caso que hasta hace muy poco me sentía verdaderamente tranquilo con mi forma de ganarme la via ahora me siento tambalear y veo como muchas de las empresas para las que trabajo han pasado a no facturar nada.

Reconozco que estoy un poco asustado. Es cuestión de tiempo que empiecen los recortes.

La bicicleta estática

Hace algunos meses también todo mi entorno me cuestionaba que hubiese comprado una bicicleta estática.

Verdaderamente en ese momento tenían razón porqué tras usarla unas cuantas veces volví a la vida sedentaria.

Hoy, en tono de humor me decía:

– Francesc, entre Alf (mi perro) y la bicicleta estática igual puedes hacer algo de negocio.

No lo descartes:

¡Se alquila bicicleta estática por cuartos de hora!

Liquidez

Agradezco haber dado el salto a freelance hace un par de años.

Gracias a ello hoy tengo muy pocos gastos fijos y no veo mermada en exceso mi liquidez (por el momento).

Cuanto resistiré lo desconozco pero da respeto que lo mismo que pienso yo lo piensen mucho otros como yo.

Si la reducción del consumo es tan bestia como se espera preparémonos.

La crisis que llega es peor que la de 2008.

Queridos lectores,

Mucho ánimo a todos y que no sea demasiado doloroso.

¿Te ha gustado esta publicación?