La mejor ducha es la de mi casa

La mejor ducha es la de mi casa

0
(0)

Llegar a mi ducha tras unos días fuera de casa ha sido una bocanada de aire fresco.

He sentido un escalofrío placentero y de golpe me he percatado de lo bien que estoy en casa.

¡Benditas rutinas!

Sin duda, ha merecido la pena salir para poder volver.

Romper con la rutina

Siempre he pensado que tengo la suerte de que mi hobby es en parte mi trabajo.

Sin embargo unos días de desconexión real me han servido para saber que:

  • En el día a día te intoxicas de trabajos que no te apasionan tanto como pensabas. En mi caso ahora sé identificarlos mejor.
  • Hay retos que son los que verdaderamente te interesan pero que permanecen ocultos detrás del estrés y el ritmo cuotidiano.

Y te preguntarás, ¿cuáles son?

Por hoy me lo reservo para mí. No soy el tipo de persona al que le guste procrastinar.

Que cada uno haga el ejercicio para si mismo.

Querido lector,

¿Qué trabajos haces a diario que en realidad no te motivan tanto como pensabas?

Si te ha gustado este contenido te animo a leerme mañana, como cada día, en https://francescricart.com/blog

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Valora sobre 5 estrellas esta publicación!

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

Todavía no hay votos. Sé el primero en valorar la entrada.

Si te ha gustado este contenido...

¡Sígueme en las redes!

Vaya, parece que hay puntos a corregir

¿Me ayudas a mejorar?

¿Dónde he fallado?

Francesc Ricart
hola@francescricart.com

Aprender y enseñar. Enseñar y aprender. En el ámbito docente soy docente ocupacional. En el ámbito profesional consultor web. Ofrezco servicios de mejora continua y mantenimiento web. ¿Qué quieres aprender hoy? Encontraréis más acerca de mi en la página sobre mi

No Comments

Post A Comment

  Acepto la política de privacidad

Responsable: FRANCESC RICART MUÑOZ.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.