X

Tarragona, una ciudad cuyo comercio local se muere

playa miracle Tarragona

Hacía tiempo que no paseaba por mi Tarragona natal y lo que he observado hoy me ha entristecido mucho.

Locales cerrados por doquier y noticias de prensa anunciado el próximo cierre de otros tantos negocios centenarios como la Casa Cuadras en noviembre o la pasteleria Sanromà en mayo o el mismo Boada sin relevo generacional.

Y como si se tratara de una visión de lo que será el futuro de los negocios que perdurarán, en la Rambla nova, el paseo principal de Tarraco, luce un quiosco que antaño tenía periódicos y hoy se ha convertido en un recinto para almacenar máquinas dispensadoras de botellines de agua, coca colas y bolsas de patatas fritas.

¿Tal vez para unos turistas que en el futuro no van a encontrar ninguna tienda en la que comprar?

Sólo bares y cafeterías.

Tarragona, un centro comercial decrepito

Tarragona está rodeado de grandes centros comerciales.

Les Gavarres, el Parc Central y El corte inglés están ganando una partida y atraen un público cada vez mayor.

Los comerciantes del centro de la ciudad hace mucho tiempo que avisaron de lo que pasaría.

– ¡Que viene el lobo! ¡Que viene el lobo! – decía el pastor en aquel cuento en el que se divertía alertando a sus conciudadanos cuando en realidad el lobo no se había comido sus ovejas todavia.

Todavía… y todos sabemos lo que pasó. El lobo finalmente se las comió.

En Tarragona sucede lo mismo.

Al ritmo de cierre de negocios que sigue la ciudad ni los turistas van a sustentar los pocos comercios que perduran.

Buenos lugares para ir a comprar, pero una ciudad triste

He preguntado a algunos viejos conocidos si están satisfechos con lo que está pasando en Tarragona.

Obviamente no.

Sin embargo su respuesta seguía con la siguiente coletilla:

– Mira, te pongo un ejemplo, quería comprar unos XXX y total comprando en amazon lo tengo en un día en el trabajo.

Pues bien, lo que faltaba para acabar de rematar el comercio local.

Amazon es otro monstruo.

A este ritmo será muy cómodo comprar por Internet pero pronto habrá cada vez menos motivaciones para salir a pasear por el centro de la ciudad.

Por suerte, en el centro de Tarragona nos quedarán heladerías míticas como la Raffa Gelati i la Sirvent y como mínimo siempre podremos ir a tocar ferro.

Mi duda es, ¿pasa igual en todas las ciudades o en Tarragona es más exagerado?

Queridos Tarragonins,

Aunque siempre nos quedará Santa Tecla no dejemos que el centro se muera.

Si te ha gustado este contenido te espero mañana, como siempre, con un nuevo contenido en https://francescricart.com/blog

¿Te ha gustado esta publicación?