Compartir todo lo que sabes

Compartir todo lo que sabes 1

Compartir todo lo que sabes

Una alumna me preguntaba por qué compartía tanta información.

Le respondí que era un honor para mi que alguien detuviera su reloj para dedicarme su preciado tiempo.

Algunos alumnos me han comentado que se imprimen mis publicaciones en versión pdf y para mi es toda una satisfacción.

Para recibir algo primero hay que dar mucho. Cuanto más mejor.

Los resultados tardan en aparecer pero terminan haciéndolo. Es una constante que veo repetida en muchos bloggers que ahora ya son todo unos veteranos (Carlos Bravo, Alfonso Alcántara, …).

Incluso en mi caso personal este web blog lleva muy poco tiempo en marcha pero ya estoy empezando a ver algunos beneficios.

Compartir es ganar

En Internet levantas una piedra y puedes aprender lo que quieras.

¡Incluso gratis!

Hay muchos profesionales buscando diferenciarse y sólo es necesario tener un poco de criterio para filtrar el contenido de valor.

Un ejemplo es lo que siempre comento a mis alumnos… ante la duda nunca y en caso de desconocer la fuente nunca aceptéis como definitiva la información que incluya enlaces de afiliados.

¿Que puede aportar una página como la mía?

La transparencia de que yo sólo me vendo a mi mismo. Me interesa ser un mejor profesional. Esto es todo.

Compartir lo que sé y que me contacten por ello.

Primero quiero que me recuerden. Después necesito dejar huella.

Así que en mi caso compartir es ganar.

Todo lo que sé

En algunas ocasiones la gente se sorprende cuando le comento que explico y explicaré todo lo que sé.

Me dicen que seguro que sé más y todavía tengo mucho por dar.

Y tienen razón en que llevo más de 80 publicaciones que ya es más de lo que muchas páginas corporativas publican en 6 años… pero a nivel de conocimientos te aseguro que esto tiene techo.

Es como cuando persigues a alguien muy entrenado en una carrera y tu pierdes fuelle. Te termina dejando atrás y nunca sabrás si pinchó 500 metros en frente tuyo o no.

La verdad que una de las ventajas de trabajar mi sito personal es que aprendes constantemente.

Como un blog te ayuda a no olvidar, publicar los resúmenes de clase te ayuda a recordar aquellas sesiones que te tuviste que preparar expresamente para un grupo o formación concreta.

Así que quién sabe. Igual tienen razón.

¿Y los que copian?

La gente no es tonta. Los lectores terminan encontrando las fuentes originales si haces bien tu trabajo.

Es la magia de Internet.

Que alguien te copie es una forma de darte a conocer.

Si alguien te copia pero te menciona nunca es problema. Tienes las de ganar.

Pero debo confesar que a veces incomoda un poco…

Hay que poner límites entre lo que regalas públicamente y lo que ofreces únicamente a tus alumnos.

Por norma general, si alguien te copia, es que considera que lo que haces merece la pena.

Y por lo tanto, vas en la buena dirección.

Y hasta aquí unas pequeñas reflexiones que responden a una pregunta que se mi hizo en clase.

¿Como lo ves tu? ¿Crees que merece la pena compartir todo? ¿Alguna experiencia personal?

Por hoy me despido hasta mañana. ¡Si tienes cualquier comentario no seas tímido y aquí te espero!

Foto a partir de Nathan Dumlao en Unsplash

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Valora sobre 5 estrellas esta publicación!

Puntuación media / 5. Votos:

Todavía no hay votos. Sé el primero en valorar la entrada.

Si te ha gustado este contenido...

¡Sígueme en las redes!

Vaya, parece que hay puntos a corregir

¿Me ayudas a mejorar?

Francesc Ricart
hola@francescricart.com

Aprender y enseñar. Enseñar y aprender. En el ámbito docente soy docente ocupacional. En el ámbito profesional consultor web. Ofrezco servicios de mejora continua y mantenimiento web. ¿Qué quieres aprender hoy? Encontraréis más acerca de mi en la página sobre mi

No hay comentarios

Escribir un comentario

  Acepto la política de privacidad

Responsable: FRANCESC RICART MUÑOZ.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.