El extraño caso de los negocios que priorizan una landing a su página web corporativa

El extraño caso de los negocios que priorizan una landing a su página web corporativa

Print Friendly, PDF & Email
Valora esta entrada

¿Si muchas moscas van a un lugar poco apetecible tu también irás?

Pues esto sucede con algunas prácticas del marketing online que desvirtuadas pierden todo su sentido.

Me estoy refiriendo a las famosas páginas de aterrizaje o landings pages que se sirven para captar leads.

(Un lead es un dato de contacto de una persona interesada en recibir información sobre algo).

Y es que recientemente se ha dado el caso que varias empresas con páginas webs enfocadas a captar formularios me han pedido landing pages.

Atención, una landing page bien hecha da buenos resultados.

Pero si la elaboración es mediocre es normal que no funcionen.

Que es una landing page

¿Os habéis fijado en algunos ecommerce que eliminan el menú en la página de pago para que no sigas navegando por la web y acabes comprando?

Una landing page o página de aterrizaje es una web diseñada para que un internauta termine llegando a un formulario y dándonos sus datos de contacto.

Una práctica común es eliminar el menú de navegación y cualquier enlace saliente que en general desvíe la atención.

Una vez el usuario ha dado sus datos suelen ser frecuentes los típicos embudos de conversión en piloto automático. Es decir, una secuencia de emails destinados a captar la atención del usuario, generar un interés, un deseo por conseguir algo y finalmente animar a tomar acción.

¿alguna vez has terminado comprando un infoproducto?

De la teoría de las landings a la práctica

Las landings se suelen usar en campañas orientadas a leads.

O cuando la empresa contratada necesita probar resultados y no quiere depender de terceros.

Para mi tienen sentido cuando lo que se desea es cubrir un mensaje que no cabe en la página web.

Por ejemplo para captar un tráfico cualificado que no estamos captando con nuestro sitio.

Tal vez usando un dominio y una página distinta…

Pero esto da pié a malas praxis:

  • ¿Tiene sentido que una persona no pueda acceder a páginas como el aviso legal?
  • ¿Tiene sentido que una persona no pueda acceder a información complementaria como por ejemplo cuál es la empresa a la que va a entregar sus datos?
  • Si estoy navegando por una web me da mucha rabia que de golpe desaparezca el menú de navegación.
  • Suplantación de identidad. Comprar un nombre de dominio que pueda confundir.  Un ejemplo es el típico instaladorGasNatural .com

Estos son sólo algunos ejemplos que he observado últimamente.

¡Hola!

Querido lector, ¿has usado o te has encontrado navegando por una landing alguna vez?

Seguramente los estemos de acuerdo que lo más importante de todo para convencer al internauta es que esta resulte creíble.

¡Si te ha gustado este contenido te animo a seguirme en mi perfil de empresa de Linkedin!

Francesc Ricart
hola@francescricart.com

Soy un ingeniero industrial a quién le apasiona aprender y enseñar. En el mundo del marketing online he encontrado una de mis pasiones. Ejerzo como docente ocupacional y privado para empresas. Y también hago consultoría web para PIMES, autónomos y otros emprendedores como yo. Ayudo a las empresas en cualquier temática relacionada con su presencia digital y herramientas web. Aunque mi especialidad es el posicionamiento en buscadores (SEO). A nivel de formación lo que más feliz me hace es que un alumno haga de mi pasión una forma de vida y le ayude a encontrar trabajo. A nivel de negocios ayudo a empresarios a desenvolverse con soltura en el mundo digital y les animo a hacer cada vez más cosas que nunca hubieran imaginado que ellos también podían hacer. En este camino les ayudo haciendo todo aquello dónde ellos no llegan y crecemos juntos. Encontraréis más acerca de mi en la página sobre mi

No hay comentarios

Escribir un comentario

  Acepto la política de privacidad

Responsable: FRANCESC RICART MUÑOZ.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.