La delgada línea entre aprobar o suspender a un alumno

La delgada línea entre aprobar o suspender a un alumno

No me gusta suspender a ningún alumno pero de vez en cuando sería desleal no hacerlo.

Todos habremos clamado alguna vez:

¡Maldito profesor que me ha suspendido!

Una exclamación un poco egocéntrica teniendo en cuenta que un docente no te suspende. Suspendes TÚ.

¿Fuiste niño alguna vez?

De pequeños todos llegamos a odiar a nuestros padres. Y sin embargo cuando crecemos nos realizamos del sacrificio vital que hicieron por nosotros.

Con sus aciertos y con sus errores, no fueron ellos, fuimos nosotros.

Es cuando te toca el rol de profesor que eres más consciente que tal vez la queja el alumno debería ser hacia su yo interior:

– ¿Por qué no he estudiado cuando debí hacerlo?

– ¿En qué momento me quedé descolgado del curso?

– ¿Qué puedo hacer para volver a subirme al tren?

Pero hay alumnos que necesitan tiempo para procesar su circunstancia.

Hacer pruebas objetivas

Si eres un estudiante que mueve cielo y tierra para aprovechar al máximo una formación y ves como tu compañero obtiene el mismo rendimiento que tu con la mitad de esfuerzo te enfadas.

Con el enfado viene el descontento. Y si este se propaga el profesor ha alimentado un conflicto de difícil solución.

Como docentes solemos querer ayudar a todos.

Pero hay veces que involuntariamente estamos siendo injustos.

¿Con que criterio se evalúa a un alumno con un 4 y a otro con un 5?

Tras varios años me he terminado dando cuenta que las normas deben ser las mismas para todos en el aula.

A poder ser, en forma de pruebas objetivas.

El lado positivo de que te suspendan

Suspender suele ser visto como un drama.

Sin embargo hay muchas ocasiones en las que debe ser visto como una oportunidad:

  • Si suspendes podrás volver a examinarte de una materia que objetivamente no dominas.
  • Si suspendes tomas conciencia de que tal vez no sabías tanto como creías.
  • Si suspendes, es mucho más probable que recuerdes a largo plazo los contenidos que volverás a estudiar.
  • El suspenso nos ayuda a poner en valor todo lo que ya sabemos.

¡Hola!

Querido lector,

¿Alguna vez te han ganado haciendo trampas? ¿Qué has sentido?

¡Si te ha gustado este contenido te animo a seguirme en mi perfil de empresa de Linkedin!

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Valora sobre 5 estrellas esta publicación!

Puntuación media / 5. Votos:

Todavía no hay votos. Sé el primero en valorar la entrada.

Si te ha gustado este contenido...

¡Sígueme en las redes!

Vaya, parece que hay puntos a corregir

¿Me ayudas a mejorar?

Francesc Ricart
hola@francescricart.com

Aprender y enseñar. Enseñar y aprender. En el ámbito docente soy docente ocupacional. En el ámbito profesional consultor web. Ofrezco servicios de mejora continua y mantenimiento web. ¿Qué quieres aprender hoy? Encontraréis más acerca de mi en la página sobre mi

No hay comentarios

Escribir un comentario

  Acepto la política de privacidad

Responsable: FRANCESC RICART MUÑOZ.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.