Las prisas no son buenas

Las prisas no son buenas

Llegaba de un fin de semana en la montaña con mi familia.

Nada más llegar a casa recibo una llamada de una tarea urgente que ya debería estar implementada y enviada.

 – ¡Es que los demás ya lo han enviado todos! Si puede ser envíalo hoy mismo.

Bien.

Es simplemente un email de felicitación de navidad y fiestas.

Me pongo manos a la obra y con el poco tiempo disponible intento hacer algo apañado.

El resultado final ha sido regular.

Lo envío de todos modos pensando que hacía lo correcto y pasada una hora recibo otro correo pidiéndome que por favor no lo envíe y que añada algunas mejoras.

Tarde.

¿Y ahora qué?

¿Añado las modificaciones y lo envío de nuevo y hago como si nada o sencillamente pospongo el correo para el próximo evento de fin de año?

Decididamente las prisas no son buenas.

De haber sabido aguantar la presión lo habría hecho bien a la primera.

Querido lector,

Si te ha gustado este contenidos nos leemos mañana, como siempre, en https://francescricart.com/blog

 

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Valora sobre 5 estrellas esta publicación!

Puntuación media / 5. Votos:

Todavía no hay votos. Sé el primero en valorar la entrada.

Si te ha gustado este contenido...

¡Sígueme en las redes!

Vaya, parece que hay puntos a corregir

¿Me ayudas a mejorar?

Francesc Ricart
hola@francescricart.com

Aprender y enseñar. Enseñar y aprender. En el ámbito docente soy docente ocupacional. En el ámbito profesional consultor web. Ofrezco servicios de mejora continua y mantenimiento web. ¿Qué quieres aprender hoy? Encontraréis más acerca de mi en la página sobre mi

No hay comentarios

Escribir un comentario

  Acepto la política de privacidad

Responsable: FRANCESC RICART MUÑOZ.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.