Llevar 1 dólar en la cartera es una actitud

Llevar 1 dólar en la cartera es una actitud

Print Friendly, PDF & Email
Valora esta entrada

¿Llevas un dólar en la cartera?

Me creía especial por hacerlo pero por lo visto está de moda.

El otro día se me ocurrió lanzar la pregunta en una formación y se ve que no soy el único.

Es más, por la curiosidad lancé la pregunta en google y hay miles de personas que lo han pensado antes.

Es algo universal.

dólar de la suerte
Mi dólar de la suerte

Llevar 1 dólar en la billetera es una actitud

¿Por qué 1 dólar y no 5€ o un billete de 10?

No sabría decirte en que momento empecé a hacerlo.

Llevó a mis manos por casualidad y desde entonces no me desprendí de él.

Un dólar para mi es más que un amuleto.

Es una actitud. Salud, amor y dinero.

El poder oculto de un dólar

Lo he encontrado tan gracioso que debía comentarlo. Me disculparéis.

«Compra ahora tu monedero de la prosperidad»

«El color del dólar representa lo inédito y lo nuevo»

Pamplinas.

¿En serio hay gente que ha escrito estas cosas en internet?

Bueno, algunos hasta ganan dinero con ello…

Sea como sea, yo llevo mi dólar en la cartera.

Quién sabe si algún día me ha ido muy bien con el bitcoin o trabajando duro.

¡Ya te contaré!

¡Hola querido lector!

Ya sabes, comparte esta publicación y tendrás mil años de buena suerte. Compra un dólar.

Nos leemos mañana, como siempre, con un nuevo contenido en el blog.

Francesc Ricart
hola@francescricart.com

Aprender y enseñar. Enseñar y aprender. En el ámbito docente soy docente ocupacional. En el ámbito profesional consultor web. Ofrezco servicios de mejora continua y mantenimiento web. ¿Qué quieres aprender hoy? Encontraréis más acerca de mi en la página sobre mi

No hay comentarios

Escribir un comentario

  Acepto la política de privacidad

Responsable: FRANCESC RICART MUÑOZ.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.