Nunca es tarde para empezar la newsletter de tu blog

Nunca es tarde para empezar la newsletter de tu blog

Fue un comentario sutil en el boletín de Isra Bravo el que me hizo dar cuenta de que ya ha llegado para mi el momento de lanzar mi newsletter.

 – Francesc escribe cada día, debe estar loco.

Tiene gracia porqué quien lo decía también escribe cada día.

Pero él a diferencia de mi lo hace para una lista y no en su web.

Todavía estoy ultimando preparativos pero por fin ya he hecho mucho más que romper el hielo.

Mejor te pediré permiso

Había pensado en recurrir a mis círculos más cercanos.

Añadirlos previamente a mi lista y ya luego si eso pedirles que si no querían estar darles de baja.

Sin embargo cuando ya lo tenía todo preparado he decidido que es un error.

¿A ti te gusta estar en un lugar por la fuerza?

Quién me quiera leer que sea por iniciativa propia.

Cómo voy a promocionar mi boletín

Será algo simple.

Enviaré un correo personalizado a todos mis clientes con un enlace invitándolos a suscribirse.

Lo mismo con exalumnos, exclientes, familia y amigos.

Quien quiera que lo abra y quien no es mejor así.

¿Para qué llenarles el buzón de spam?

Haré una campaña de adwords.

He puesto el enlace de suscripción en la firma de mi correo electrónico.

¡Y poco más!

¿Alguna idea más?

Querido lector,

Si te ha gustado este contenido te invito a seguirme en Linkedin.

¡Te animo a suscribirme a mi boletín!

Francesc Ricart
hola@francescricart.com

Aprender y enseñar. Enseñar y aprender. En el ámbito docente soy docente ocupacional. En el ámbito profesional consultor web. Ofrezco servicios de mejora continua y mantenimiento web. ¿Qué quieres aprender hoy? Encontraréis más acerca de mi en la página sobre mi

No hay comentarios

Escribir un comentario

  Acepto la política de privacidad

Responsable: FRANCESC RICART MUÑOZ.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.