Un espantapájaros que debía ser una marioneta

Un espantapájaros que debía ser una marioneta

0
(0)

Con un globo, un poco de cola, un par de cañas, papel de diario, una camisa pasada de moda y algo de pintura hemos construido un espantapájaros de película.

Todo improvisado sobre la marcha.

Ni la cola, ni la ropa, ni las pinturas eran para usarlas para elaborar un monigote.

Ahora allí está, asustando a mi hijo pequeño y a cualquier pájaro que quiera comerse una de mis fresas.

Es gracioso porque hace unos días mi pareja me decía:

– Francesc, hace días que improviso completamente y nunca sé que actividad terminaré haciendo con los niños.

Yo pensé que estoy igual pero no dije nada.

Quería hacer una marioneta y no un espantapájaros.

Un espantapájaros en mi jardín

La originalidad fluye

Es cuestión de dejarse llevar.

Partes con una idea y no sabes dónde terminarás.

Lo más importante es la actitud de pensar que algo saldrá y que estará bien.

Cuando alguien me dice que de dónde saco ideas le respondo que no lo sé.

Espero a que pase algo sobre lo que empezar a escribir.

Sin fórmulas.

Querido lector,

¿Si ahora escribieras que historia explicarías? ¿cómo lo harías sin copiar?

Si te ha gustado este contenido te animo a leerme mañana, como cada día, en https://francescricart.com/blog

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Valora sobre 5 estrellas esta publicación!

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

Todavía no hay votos. Sé el primero en valorar la entrada.

Si te ha gustado este contenido...

¡Sígueme en las redes!

Vaya, parece que hay puntos a corregir

¿Me ayudas a mejorar?

¿Dónde he fallado?

Francesc Ricart
hola@francescricart.com

Aprender y enseñar. Enseñar y aprender. En el ámbito docente soy docente ocupacional. En el ámbito profesional consultor web. Ofrezco servicios de mejora continua y mantenimiento web. ¿Qué quieres aprender hoy? Encontraréis más acerca de mi en la página sobre mi

No Comments

Post A Comment

  Acepto la política de privacidad

Responsable: FRANCESC RICART MUÑOZ.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.