Una newsletter muy llamativa. Spam de valor.

Una newsletter muy llamativa. Spam de valor.

0
(0)

La newsletter era muy simple:

Nuestros amigos de *** nos han obsequiado con 3 maravillosos días de AVERÍA EN NUESTRAS LÍNEAS.

Lamentamos las molestias que os haya podido ocasionar el lamentable servicio de **** y por ello os pedimos disculpas.

Ahora nuevamente estamos operativos y como siempre a vuestra disposición.

Spam de calidad.

Hasta he visitado su página web.

He visitado la página web y no he comprado

Soy lector habitual de algunas newsletters.

Me apunto y me borro de muchas.

Durante mucho tiempo he pensado que para que leas una newsletter sea exitosa es necesario que te aporte algo de valor.

Con el paso de los años me he dado cuenta que lo más importante no es el valor sino que te haga reír.

Vender o no depende de que el lector quiera comprar y le interese lo que ofreces.

Aunque si conectas con el lector ya has hecho el primer gran paso.

Una newsletter muy llamativa. Spam de valor. 1
avería telefónica

¡Hola!

Querido lector,

¡Si te ha gustado este contenido te animo a seguirme en mi perfil de empresa de Linkedin!

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Valora sobre 5 estrellas esta publicación!

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

Todavía no hay votos. Sé el primero en valorar la entrada.

Si te ha gustado este contenido...

¡Sígueme en las redes!

Vaya, parece que hay puntos a corregir

¿Me ayudas a mejorar?

¿Dónde he fallado?

Francesc Ricart
hola@francescricart.com

Aprender y enseñar. Enseñar y aprender. En el ámbito docente soy docente ocupacional. En el ámbito profesional consultor web. Ofrezco servicios de mejora continua y mantenimiento web. ¿Qué quieres aprender hoy? Encontraréis más acerca de mi en la página sobre mi

No Comments

Post A Comment

  Acepto la política de privacidad

Responsable: FRANCESC RICART MUÑOZ.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.