A veces es mejor una retirada a tiempo

A veces es mejor una retirada a tiempo

Print Friendly, PDF & Email
Valora esta entrada

Hay personas a quienes nos gusta estar en todas partes.

Sea el tema que sea siempre queremos estar enterados de todo y mover los hilos.

Familia. Negocios. Ocio.

Describe una persona vital y con ganas de hacer cosas.

No debería ser malo.

Pero cuando es cuestión de negocios… a veces puede ser peligroso.

Hacer marcha atrás

Saber decir no es una virtud.

Recientemente me han pedido un trabajo muy ambicioso y sugerente.

Motivado por lo suculento del proyecto me dejé llevar y acepté.

Sin embargo ahora me veo sobrepasado.

Ser padre de dos hijos complica mi disponibilidad y ahora debo elegir muy bien a que dedico mi tiempo productivo.

Hubiese sido mejor renunciar desde un buen principio y evitar quedar mal.

Es preferible decir no a levantar expectativas que luego van a causar frustración en uno mismo y en tu cliente.

Aprender de los errores

Es una reflexion recurrente.

Da rabia pensar que siempre caes en la misma trampa por muy consciente que seas.

La moraleja es fácil: nunca des un si inmediato y tómate un par de días para pensar.

Generalmente cuando te dicen que algo es muy muy urgente y que no puede esperar es una de estas situaciones.

¡Hola!

Querido lector,

¿Has errado en aceptar proyectos por los que no puedas cumplir el plazo al 100%?

¡Si te ha gustado este contenido te animo a seguirme en mi perfil de empresa de Linkedin!

Francesc Ricart
hola@francescricart.com

Aprender y enseñar. Enseñar y aprender. En el ámbito docente soy docente ocupacional. En el ámbito profesional consultor web. Ofrezco servicios de mejora continua y mantenimiento web. ¿Qué quieres aprender hoy? Encontraréis más acerca de mi en la página sobre mi

No hay comentarios

Escribir un comentario

  Acepto la política de privacidad

Responsable: FRANCESC RICART MUÑOZ.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.