El caso de la dependienta que podría ser sustituida por un bot

El caso de la dependienta que podría ser sustituida por un bot

Te voy a explicar una anécdota que viene muy relacionada con la temática de hoy.

No te esperes nada gracioso ni por el estilo. Simplemente es una historieta que ilustra que los bots van a dejar a mucha gente sin trabajo.

Por cuestiones laborales hacía muchísimos quilómetros en el coche y siempre paraba a poner gasolina en la misma estación de servicio.

Ya sabes, gasolina unos céntimos más barata y un buen café.

Un buen día decidieron que tal vez sería una buena idea modernizarse y poner unas magníficas máquinas de autoservicio.

Las razones creo que las imaginamos todos.

Una persona no deja de ser un gasto fijo que tiene bajas laborales y que no produce el 100%.

Una máquina es un gasto variable y siempre está a punto para trabajar sin protestar ni pedir un aumento de sueldo.

Pero yo siempre iba religiosamente a pedir que me atendieran en el mostrador.

Un buen día me encontré una dependienta que me dijo que para poner gasolina que lo hiciera desde el surtidor.

A lo que yo le respondí…..

Si yo y muchos otros hacemos lo que nos dices te quedarás sin trabajo. Quiero que me atienda una persona.

Entonces la chica se quedó callada y no dijo nada. Sólo eso.

Pasaron unos segundos y con una sonrisa me pidió como cada mañana que es lo que quería.

La revolución de los Bots

Recientemente por cuestiones relacionadas con la RGPD estoy mirando diferentes proveedores de hosting para las páginas web que gestiono.

El caso es que tenía dos proveedores elegidos y ya sólo me quedaba testear la atención al cliente.

Lógicamente si voy a gestionar hostings necesito poder resolver de manera rápida cualquier circunstancia en el menor tiempo posible.

Lo mismo que espero es poder tener asistencia 24/7.

Pues bien, con el que era el mejor candidato de todos me llevé un chasco al darme cuenta que estaba siendo atendido por un bot.

Un bot muy bueno, hay que reconocerlo.

Pero no lo suficiente como para a pesar de que el bot se llamase «Juan» no me terminara dando cuenta.

El caso es que no contrataré esta empresa.

La razón es exactamente la misma que la anécdota con la que he empezado esta publicación.

¡Hola querido lector!

¿Tu que opinas? Los bots nos aportan muchísimas ventajas.

Pero dónde esté una persona en mi opinión mucho mejor.

Nos leemos mañana como siempre, con un nuevo contenido en el blog.

Miniatura de Daniel Apodaca on Unsplash

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Valora sobre 5 estrellas esta publicación!

Puntuación media / 5. Votos:

Todavía no hay votos. Sé el primero en valorar la entrada.

Si te ha gustado este contenido...

¡Sígueme en las redes!

Vaya, parece que hay puntos a corregir

¿Me ayudas a mejorar?

Francesc Ricart
hola@francescricart.com

Aprender y enseñar. Enseñar y aprender. En el ámbito docente soy docente ocupacional. En el ámbito profesional consultor web. Ofrezco servicios de mejora continua y mantenimiento web. ¿Qué quieres aprender hoy? Encontraréis más acerca de mi en la página sobre mi

No hay comentarios

Escribir un comentario

  Acepto la política de privacidad

Responsable: FRANCESC RICART MUÑOZ.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.