El taller mecánico al lado de mi casa

El taller mecánico al lado de mi casa

0
(0)

Cuando me compré mi primer coche me convertí en un cliente fidelizado del taller oficial.

Pensaba que por fuerza sus pneumáticos y recambios siempre estarían a punto y serían los originales.

Pasaron unos años y maduré.

Entonces tuve 2 hijos y llegó el coche familiar. Vendí de segunda mano mi queridísimo coche de juventud.

Pero esta vez había aprendido la lección.

Los pneumáticos servían igual los del taller del barrio que los del taller oficial. Y más importante, si tenía un accidente que tenía que cubrir el seguro siempre me salía mejor con el mecánico del barrio.

¿La moraleja?

Puede que no tenga nada que ver. O sí.

Si tienes página web y confías en quien te la hizo pues genial.

Pero si tienes dudas o te has quedado huérfano entonces ten en cuenta que existen otras opciones.

Yo por ejemplo.

Querido lector,

Además de formador me he especializado en el mantenimiento y mejora continua de páginas web.

¿quieres saber más?

No cliques aquí.

Si te ha gustado este contenido te animo a leerme mañana, como siempre, en https://francescricart.com/blog

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Valora sobre 5 estrellas esta publicación!

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

Todavía no hay votos. Sé el primero en valorar la entrada.

Si te ha gustado este contenido...

¡Sígueme en las redes!

Vaya, parece que hay puntos a corregir

¿Me ayudas a mejorar?

¿Dónde he fallado?

Francesc Ricart
hola@francescricart.com

Aprender y enseñar. Enseñar y aprender. En el ámbito docente soy docente ocupacional. En el ámbito profesional consultor web. Ofrezco servicios de mejora continua y mantenimiento web. ¿Qué quieres aprender hoy? Encontraréis más acerca de mi en la página sobre mi

No Comments

Post A Comment

  Acepto la política de privacidad

Responsable: FRANCESC RICART MUÑOZ.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.